Tasa de interés en depósitos a plazo

Ahorrar en un depósito a plazo revela una intención de crecimiento, ya sea para iniciar un negocio, pagar la maestría o solventar un viaje al extranjero, y por ello hay que tener en cuenta tres importantes factores: el monto, el plazo y el interés. El BBVA te dará luces de la importancia y de todo lo que debes saber sobre la tasa de interés en depósitos a plazo.

¿Qué es un depósito a plazo?

El depósito a plazo es un producto que nos permite ahorrar una cantidad de dinero y obtener rentabilidad por un periodo de tiempo determinado. Se caracteriza por ser muy seguro porque el dinero ahorrado es intangible, es decir, siempre tendrás es dinero inicial sumado a los intereses que vayas ganando. Suena interesante generar ganancias, sin asumir riesgos ¿verdad?

¿Cómo funcionan los depósitos a plazo?

El funcionamiento de un depósito a plazo es bastante sencillo: el cliente deposita una cantidad de dinero en el banco durante un período de tiempo previamente definido y el banco le paga intereses a cambio.

¿Cuál es la tasa de interés en los depósitos a plazo?

La tasa de interés que aplica el BBVA es la Tasa de Rendimiento Efectivo Anual (TREA), la cual te permite saber cuánto ganarás efectivamente en un año por el dinero que deposites; en su cálculo se incluye la TEA, (Tasa Efectiva Anual) menos las comisiones y gastos que aplican.

Para sus depósitos a plazo el BBVA estipula como monto mínimo S/ 2,000 o US$ 1,000, en plazos que van desde los 30 días hasta los 3 años con una TREA hasta 0.10% en soles y dólares.

¿Cómo se calcula la ganancia en un depósito a plazo?

La ganancia de un plazo fijo se determinará según la tasa de interés que nos ofrezca el banco (a mayor tasa, más beneficios), el monto de dinero que hemos decidido depositar y el plazo de tiempo que hemos establecido con la entidad bancaria (a mayores plazos, más intereses).

Con esos tres datos (interés, monto, plazo) y con una simple fórmula matemática sabremos la ganancia que obtendremos de nuestro depósito a plazo:

Monto x (tasa de interés x plazo/365) = Ganancia.

Por ejemplo, si depositamos un monto de S/ 2,000, con una tasa de interés de 18% a un

plazo de 60 días, la fórmula se aplica así:

2,000 x (0.18 x 60/365) = 59.178

¿Ahora entiendes mejor por qué guardar el dinero “debajo del colchón” no tiene ningún sentido? No es seguro y tu dinero descansa sin productividad, en cambio, ahorrar en un depósito a plazo generará ganancias que te ayudarán a ver más oportunidades, por eso es importante que entiendas todo lo relacionado con el interés, así te manejarás en el mundo de las finanzas como un experto. 

Ya viste como obtener una mejor rentabilidad por tu dinero. ¡Abre un Depósito a Plazo de BBVA!