¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es una herramienta financiera que permite a los usuarios realizar compras o transacciones cuando no disponemos del efectivo en ese momento, y que además te permite pagar el monto gastado en plazo (cuotas). 

La idea principal de las entidades bancarias es otorgar un límite de crédito que los usuarios pueden usar, pagando el saldo total o parcial al final del periodo de facturación. Además de facilitar transacciones, las tarjetas de crédito también pueden ofrecer beneficios como recompensas o protección contra fraudes. 

Su uso adecuado puede ayudar a construir historial crediticio, pero es esencial gestionarlas con responsabilidad para evitar deudas acumuladas. ¿Lo viste interesante? ¡Continuemos!

Obtención de Crédito y Límites de Crédito

Para hacerlo más sencillo, una tarjeta de crédito proporciona acceso a un crédito rotativo al permitirte realizar compras hasta un límite preestablecido. Este límite representa el monto máximo que el emisor de la tarjeta, que puede ser un banco, te permite deber en un momento dado. 
 
Puedes pagar el saldo total antes de la fecha de vencimiento o hacer pagos parciales. Si no pagas el saldo completo, se acumulará un saldo pendiente con intereses, y el límite de crédito se restablecerá para futuras compras. 
 
Esto crea un ciclo de crédito rotativo, ya que puedes seguir utilizando el crédito disponible siempre y cuando mantengas el saldo dentro del límite establecido.
 
Es preciso que sepas que el límite de crédito de una tarjeta de crédito es el máximo monto que el titular de la tarjeta puede gastar o adeudar en esa tarjeta. ¿Viste? Aprender todo esto es clave para tener una buena salud financiera, y en BBVA nos preocupamos porque sea así.

¿Cómo realizar compras con mi tarjeta de crédito?

Para utilizar una tarjeta de crédito para compras y transacciones, sigue estos pasos:

  1. Selecciona el método de pago: Al realizar una compra en una tienda física o en línea, elige la opción de pago con tarjeta de crédito.
  2. Proporciona la información: Si la compra es por internet, ingresa los detalles de tu tarjeta, incluyendo el número, la fecha de vencimiento y el código de seguridad (CVV/CVC).
  3. Verificación: En algunas transacciones en línea, es posible que se requiera una verificación adicional, como un código enviado a tu teléfono o dirección de correo electrónico asociada a la tarjeta.
  4. Autorización: La transacción se enviará para autorización. Si los fondos están disponibles y la información es correcta, se aprobará.
  5. Confirmación: Una vez autorizada, recibirás un recibo en línea o físico que confirma la transacción.

¿Lo viste? ¡Así de sencillo! Recuerda pagar tu factura mensualmente para evitar intereses y mantener un buen historial crediticio.

Tasa de interés

Los intereses en las tarjetas de crédito generalmente se calculan utilizando la Tasa de Porcentaje Anual. La mayoría de las tarjetas aplican la tasa diaria o mensual. Para calcular los intereses, multiplicas el saldo pendiente por la tasa de interés y el tiempo que ha pasado desde el último pago. Es importante revisar los términos de tu tarjeta para entender el método específico que utiliza.

Antes de solicitar una tarjeta de crédito, evalúa la Tasa de Porcentaje Anual que ofrece cada entidad financiera. Te contamos que en BBVA contamos con las tasas más bajas del mercado, para que no tengas dolores de cabeza a fin de mes. 

Pago mínimo VS pago total

Esta es una duda que muchas personas suelen tener. ¿Por qué es mejor abonar el pago total del mes y en qué casos solo debería optar por el pago mínimo?.

Abonar el pago mínimo de una tarjeta de crédito implica cubrir solo la cantidad mínima requerida por la entidad financiera para evitar retrasos o moras, lo que lleva a acumular intereses sobre el saldo restante. 

En cambio, pagar el saldo mensual completo significa saldar la deuda total, evitando intereses adicionales. Optar por el saldo mínimo puede generar deudas a largo plazo debido a los intereses, mientras que saldar el saldo mensual completo ayuda a evitar cargos adicionales y mantener una buena salud financiera.

Ya lo dice el viejo, pero conocido refrán: “Más vale prevenir que lamentar”.

Periodo de gracia

El periodo de gracia es un tiempo adicional que algunas entidades financieras pueden ofrecer a los clientes antes de que deban realizar el pago de la deuda de su tarjeta de crédito. Durante este periodo, generalmente, no se aplican penalizaciones por retraso en el pago.

Beneficios y recompensas

Estos son algunos beneficios que otorgan las tarjetas de crédito:

  1. Conveniencia: Las tarjetas de crédito ofrecen una forma conveniente de realizar compras sin necesidad de llevar efectivo.
  2. Historial crediticio: Utilizar la tarjeta de crédito de manera responsable puede ayudar a construir y mejorar tu historial crediticio.
  3. Recompensas: Muchas tarjetas ofrecen programas de recompensas, como puntos, millas, que pueden traducirse en descuentos o beneficios adicionales.
  4. Facilidades de pago: Ofrecen opciones de pago flexibles, permitiéndote pagar el saldo total o realizar pagos mínimos mensuales.
  5. Seguro de viaje: Algunas tarjetas incluyen seguros de viaje, como cobertura de cancelación de viaje o seguro de alquiler de automóviles.
  6. Acceso a efectivo: Muchas tarjetas permiten retirar efectivo en cajeros automáticos, aunque esto suele venir con tarifas e intereses adicionales.
  7. Descuentos: Algunas tarjetas ofrecen descuentos especiales o acceso a ofertas exclusivas en determinados establecimientos.

¿Viste cuántos beneficios puedes obtener con una tarjeta de crédito? 

Preguntas Frecuentes

  • ¿Cuáles son los requisitos para una Tarjeta de Crédito?

Para obtener una tarjeta de crédito existen diferentes requisitos. Lo mínimo que necesitas es ser mayor de edad y tu número de DNI.

  • ¿Qué tarjeta de crédito necesito?

Compara las diferentes opciones que tenemos para ti en BBVA.

Ahora que la viste, tener una tarjeta de crédito al alcance de tu mano te trae un mundo de oportunidades, la principal es que con esta opción creas un historial crediticio sólido, el cual te permitirá en un futuro optar por otras soluciones financieras más grandes. No dejes pasar esta oportunidad y solicita una tarjeta de crédito. En BBVA estamos dispuestos a ayudarte. 

¿Aún no cuentas con una tarjeta de crédito?

  
Si te interesó este contenido, seguramente este otro también te gustará: Tarjeta de Crédito: 6 Consejos para usarla correctamente.

Encuentra aquí tu Tarjeta de Crédito

  • Te premiamos por ahorrar. Sigue ahorrando dejándolo de garantía y te damos una tarjeta de crédito

Diferencias entre una tarjeta de débito y una de crédito

Las principales diferencias entre las tarjetas de débito y de crédito es el origen de los fondos y la forma de pago:

  • Las compras con una tarjeta de crédito se dan a través de un préstamo que te otorga el banco, esto gracias a una línea de crédito que la misma entidad establece. Obviamente, lo gastado lo tendrás que devolver después en uno o varios meses, a veces con intereses. 
  • En cambio, usar una tarjeta de débito es usar el dinero que posees, si préstamos de por medio: lo que gastes proviene de tu cuenta de ahorros asociada.

Beneficios de tener una tarjeta de débito

Tener una tarjeta de débito tiene varios beneficios enfocados en mejorar tus finanzas. Estos son los más populares. 

  • Es más práctico y seguro tener el dinero en la tarjeta que cargar efectivo. 
  • Reduce la posibilidad de recibir billetes falsos. 
  • Te permite hacer compras online con facilidad. 
  • Las tarjetas de débito no cobran intereses porque las compras las haces con tu propio dinero. 
  • Cada compra o movimiento queda registrado y podrás llevar mejor tus finanzas.

Cómo obtener una tarjeta de débito

Para obtener una tarjeta de débito debes primero abrir una cuenta de ahorros. Para ello, simplemente debes ser mayor de 18 años, contar con un documento de identidad vigente y llenar un formulario. En BBVA puedes abrir una cuenta en tan solo unos pasos y luego podrás pedir en cualquier de las oficinas que te entreguen tu tarjeta de débito.

Cómo proteger tu tarjeta de débito de fraudes y robos

Siempre es bueno prevenir antes que lamentar y por ello te brindaremos unos consejos para evitar cualquier contratiempo con tu tarjeta de débito: 

  • Si estás en el cajero evita mostrar tu contraseña y si tienes algún inconveniente llama al banco para que un asesor te apoye.
  • No envíes tus datos, contraseñas o detalles de tu tarjeta a través de correos electrónicos o redes sociales.
  • Cuando hagas una compra online ingresa tus datos solo en páginas seguras y de buena reputación.
  • Nunca hagas clic en enlaces de ofertas engañosas que recibas por correo electrónico o mensajes.
  • Contrata un seguro que proteja de compras fraudulentas por internet, falsificación de identidad, robo, etc. 

Ya viste que tener una tarjeta de débito no es complicado y, por su fuera poco, tiene varios beneficios que pueden mejorar tu salud financiera. 

Solicita tu Tarjeta de Crédito BBVA

  

Descubre cómo las tarjetas de crédito pueden ser tu mejor aliado económico.

Solicita tu Tarjeta de Crédito BBVA
Miles de descuentos y Paga en Cuotas sin Intereses.
Miles de descuentos y Paga en Cuotas sin Intereses.