Beneficios de consolidar tus deudas como pagos mensuales más bajos y tasas de interés reducidas

¿Qué es una consolidación de deudas?

Como adelantamos más arriba, se trata de una estrategia financiera con la que una persona que tiene más de una deuda, decide agruparlas todas en una sola y en una nueva entidad financiera. ¿Y por qué alguien haría algo así? Buena pregunta, es porque tiene algunos beneficios importantes que te contaremos a continuación y que pueden ayudar a tu salud financiera. Aquí los principales:

  • Estarás más ordenado: Cuando tenemos diversas deudas, es difícil mantenernos al tanto de ellas, las fechas de pagos suelen ser distintas así como las condiciones, los bancos, etc. ¡Un verdadero dolor de cabeza! En lugar de eso ahora tendrás un solo pago al mes, así te puedes enfocar. Más sencillo, ¿no?.
  • Un nuevo plazo de pago: Ahora podrás acordar un nuevo plazo para el pago de tu deuda que se acomode mejor a tus tiempos, así te organizas mejor para enfrentarlo.
  • Una mejor tasa: Lo usual es que se negocie con la nueva entidad financiera una tasa más baja que la original, así te puede resultar un poco más fácil cancelarla. Tiene sentido, ¿verdad?.
  • Mejor historial crediticio: Al tener una sola deuda, evitas el riesgo de olvidarte del pago de alguna de las deudas y afectar tu historial crediticio.

¿Qué opciones existen para la consolidación de deudas?

Opciones para la consolidación de deudas:

1. Préstamos Personales: Se trata de pedir un préstamo único para de esta forma saldar varias deudas existentes. Por ejemplo: imagina que tienes tres préstamos con tasas de interés variables, puedes consolidar estos préstamos en uno con una tasa fija, simplificando los pagos mensuales.

2. Transferencias de Saldo de Tarjetas de Crédito: Aquí se trata de trasladar los saldos de diversas tarjetas de crédito a uno con una tasa de interés más baja. 

3. Préstamos con Garantía Hipotecaria: Se utiliza nuestra vivienda como una garantía para obtener un préstamo con tasas más bajas. 

4. Préstamos de Consolidación de Deuda: Se adquiere un préstamo diseñado específicamente para consolidar múltiples deudas. Por ejemplo, decides tomar este préstamo con una tasa de interés competitiva para pagar préstamos estudiantiles, automotrices y tarjetas de crédito.

5. Adelanto de Sueldo BBVA: Un adelanto de sueldo se trata de un préstamo que te permite -como su nombre lo indica- disponer de una parte de tu sueldo (máximo 2,500 soles) antes del día en que usualmente te depositan. Y con BBVA tienes la opción de pedirlo desde la web o vía App BBVA, de forma sencilla y rápida.

¿Cómo elegir la opción de consolidación de deuda adecuada?

Como vimos más arriba, existen muchos tipos diferentes de soluciones de consolidación de deuda y lo que funciona para alguien puede no funcionar para otra persona. Entonces, ¿cómo saber qué forma de consolidación de deuda es mejor para mí? Veamos algunas cosas a considerar:

1. ¿Cuánta deuda tienes?

Esta pregunta es básica, si tu deuda es pequeña probablemente puedas consolidarla con un préstamo personal. Por otro lado, si tu deuda es bastante grande, puedes empezar a considerar otras opciones, como un préstamo con garantía hipotecaria o un plan de gestión de deuda.

2. ¿Cuál es tu puntaje crediticio?

Tu historial crediticio jugará un papel importante a la hora de determinar qué solución de consolidación de deuda es la mejor para ti. Si tienes un buen crédito, probablemente calificarás para una tasa de interés más baja y podrás obtener un préstamo personal. Pero si este no es tu caso, es posible que no califiques para un préstamo personal y deberás buscar otras opciones.

3. ¿Cuánto puedes pagar cada mes?

Tu capacidad de pago mensual es otro factor importante a considerar al elegir una solución de consolidación de deuda. Si no puedes afrontar un pago mensual elevado, es posible que desees considerar un plan de pago más largo. Pero si puedes pagar un pago mensual más alto, podrías ahorrar dinero en intereses y salir de tus deudas antes. Pero cómo darte cuenta de cuál es tu capacidad de pago. Bueno, tal vez te convenga revisar tus gastos mensuales para ver oportunidades de ahorro. Con la funcionalidad Mi Día a Día, del App BBVA, podrás fijarte cuánto estás destinando de dinero a cada cosa, por ejemplo, transporte, entretenimiento, alimentación, etc. Tal vez descubras que hay gastos que sumados hacen una suma nada despreciable. A estos gastos se le conocen como gastos hormiga (taxis por aplicativo, cafés en la calle, delivery de comida, etc.) Mi Día a Día te lo clasifica automáticamente así no tienes que esforzarte buscando. Una vez que hayas hecho esto, puedes determinar cuánto podrás ahorrar y destinar al pago de tu deuda. Una vez hayas hecho esto puedes usar Mis Presupuestos del App BBVA y ponerle un tope a cada consumo, de manera que no te desordenas y siempre tienes un margen reservado para ir pagando tu deuda de consolidación. Mis Presupuestos incluso te avisa si es que estás acercándote al límite de consumo en alguna categoría.

4. ¿Cuáles son las tarifas y términos de la solución de consolidación de deuda?

Siempre asegúrate de leer los términos y condiciones antes de inscribirte en cualquier solución de consolidación de deuda. 

5. ¿Cuáles son los los pros y contras de la consolidación de deuda elegida?

Antes de escoger una solución de consolidación de deuda, es importante que veas los pros y contras. Por ejemplo, un préstamo personal puede tener una tasa de interés más baja que la de sus tarjetas de crédito, pero también aparecerá en tu informe crediticio como deuda nueva. Es posible que un préstamo con garantía hipotecaria no tenga ningún impacto en tu puntaje crediticio pero podría poner tu casa en riesgo si no puede realizar los pagos.

La solución adecuada para ti dependerá de tus circunstancias individuales. Así que tómate un tiempo para considerar todas tus opciones y elige la que tenga más sentido para ti.

Pasos para consolidar tus deudas de tarjetas de crédito

Para consolidar tu deuda lo primero que debes hacer es un listado de todos los pagos que realizas al mes, una vez tengas mapeado eso tienes que buscar la entidad financiera donde agruparás el nuevo pago. Por ejemplo, si deseas que BBVA compre tu deuda, tienes tres opciones para hacerlo: 

  • Llamar al (01) 595-0000, opción 2 - 1 y un asesor te guiará en el proceso.
  • Desde App BBVA o Banca por Internet, te tomará 2 minutos solicitarla. 
  • Acudir a una de las oficinas BBVA a nivel nacional.

Los errores comunes al consolidar tus deudas:

1. No considerar la capacidad de pago

Un error frecuente es no calcular debidamente cuál es tu capacidad real de pago. Suponer equivocadamente que al final de cuentas, la cantidad que desembolsarás al mes será menor a la que destinas actualmente. Pero cuidado, esto no siempre es así.

Si bien es cierto que la consolidación ayuda a pagar menos intereses, también es verdad que en algunos casos puede ocasionar que la persona tenga que desembolsar al mes una cantidad más elevada que la que paga regularmente.

Por ejemplo, si acostumbras a realizar únicamente pagos mínimos, debes saber que la consolidación puede representar un desembolso mensual mayor, ya que el monto a cubrir incluirá la suma de todas tus deudas más la tasa de interés acordada. Se entiende, ¿verdad?.

Claro que pagarás menos intereses, pero también es factible que por lo mismo tengas que desembolsar al mes una cantidad mayor a la que destinas regularmente. Por eso es tan importante calcular de manera meticulosa tu capacidad de pago y así tomar una buena decisión. Felizmente cuentas con las herramientas del App BBVA que, como decíamos más arriba, te pueden ayudar mucho en eso.

2. Consolidar por sobreendeudamiento

Al contrario de lo que se puede suponer, la consolidación no es la mejor de las ideas para resolver casos de sobreendeudamiento. ¿Por qué? Pues por dos razones principales:

  • Cuando te endeudas más de la cuenta difícilmente puedes encontrar un préstamo o crédito que te permita cubrir tus pagos con tasas y plazos que en realidad te resulten convenientes.
  • Puedes creer que el problema desapareció y que entonces puedes seguir endeudándote, ¡cuando en realidad no es así!.

Tal vez estés pensando ¿pero entonces cuándo es una buena idea? Pues cuando mes a mes tienes la capacidad de cubrir tus deudas puntualmente y con cierto margen. En ese caso sí es posible encontrar alternativas que te permitan pagar menos intereses y con un mejor plazo y no estar tan ajustado.

3. No comparar tasas

Como en todo en la vida, no te “cases” con la primera opción que veas, siempre es bueno comparar para tener el mejor trato disponible.

Bueno, hasta aquí llegamos. ¿Te quedó claro como tu salud financiera se puede ver beneficiada tomando la oportunidad de consolidar tus deudas de forma responsable y ordenada? Qué bueno que la viste, si haces tus cálculos responsablemente y tienes interés en pedir un préstamo con nosotros para ayudarte a consolidar, hazlo desde aquí. 

Y si aún no tienes una tarjeta de crédito y te está interesando, solicita la tuya aquí mismo

  
¿Te sirvió este artículo? Entonces este de aquí que habla sobre el adelanto de sueldo para salir del ciclo de endeudamiento también puede ser de tu agrado.

Encuentra aquí tu Tarjeta de Crédito

  • Te premiamos por ahorrar. Sigue ahorrando dejándolo de garantía y te damos una tarjeta de crédito

Diferencias entre una tarjeta de débito y una de crédito

Las principales diferencias entre las tarjetas de débito y de crédito es el origen de los fondos y la forma de pago:

  • Las compras con una tarjeta de crédito se dan a través de un préstamo que te otorga el banco, esto gracias a una línea de crédito que la misma entidad establece. Obviamente, lo gastado lo tendrás que devolver después en uno o varios meses, a veces con intereses. 
  • En cambio, usar una tarjeta de débito es usar el dinero que posees, si préstamos de por medio: lo que gastes proviene de tu cuenta de ahorros asociada.

Beneficios de tener una tarjeta de débito

Tener una tarjeta de débito tiene varios beneficios enfocados en mejorar tus finanzas. Estos son los más populares. 

  • Es más práctico y seguro tener el dinero en la tarjeta que cargar efectivo. 
  • Reduce la posibilidad de recibir billetes falsos. 
  • Te permite hacer compras online con facilidad. 
  • Las tarjetas de débito no cobran intereses porque las compras las haces con tu propio dinero. 
  • Cada compra o movimiento queda registrado y podrás llevar mejor tus finanzas.

Cómo obtener una tarjeta de débito

Para obtener una tarjeta de débito debes primero abrir una cuenta de ahorros. Para ello, simplemente debes ser mayor de 18 años, contar con un documento de identidad vigente y llenar un formulario. En BBVA puedes abrir una cuenta en tan solo unos pasos y luego podrás pedir en cualquier de las oficinas que te entreguen tu tarjeta de débito.

Cómo proteger tu tarjeta de débito de fraudes y robos

Siempre es bueno prevenir antes que lamentar y por ello te brindaremos unos consejos para evitar cualquier contratiempo con tu tarjeta de débito: 

  • Si estás en el cajero evita mostrar tu contraseña y si tienes algún inconveniente llama al banco para que un asesor te apoye.
  • No envíes tus datos, contraseñas o detalles de tu tarjeta a través de correos electrónicos o redes sociales.
  • Cuando hagas una compra online ingresa tus datos solo en páginas seguras y de buena reputación.
  • Nunca hagas clic en enlaces de ofertas engañosas que recibas por correo electrónico o mensajes.
  • Contrata un seguro que proteja de compras fraudulentas por internet, falsificación de identidad, robo, etc. 

Ya viste que tener una tarjeta de débito no es complicado y, por su fuera poco, tiene varios beneficios que pueden mejorar tu salud financiera. 

¡Abre tu Cuenta BBVA, elige la mejor para ti!

  

Estos temas te podrían interesar

¡Sorpresa especial por tiempo limitado!
Obtén S/200 soles en cashback. Solicita tu tarjeta y disfruta de este gran beneficio solo por tiempo limitado
Obtén S/200 soles en cashback. Solicita tu tarjeta y disfruta de este gran beneficio solo por