Retiro de efectivo de mi tarjeta de crédito: ¿qué debo saber?

¿Qué es el retiro de efectivo con tarjeta de crédito?

Se trata de una función que te permite extraer dinero en efectivo desde un cajero automático, utilizando tu tarjeta de crédito en lugar de una tarjeta de débito, que es lo usual. Se puede decir que vendría a ser como obtener un préstamo inmediato. Suena útil, ¿no? Es verdad pero se recomienda tener en cuenta algunas consideraciones que te explicaremos más adelante, antes de tenerla como una opción de financiamiento.

¿Cuándo se recomienda sacar dinero de mi tarjeta de crédito?

Esa es la pregunta más importante de este artículo, así que presta atención. Si bien esta herramienta puede ser algo súper práctico, los expertos coinciden en que debemos utilizarla solamente si no queda otro recurso a la mano (como una especie de salvavidas) en situaciones de emergencia. ¿Y a qué se debe esto? Pues este préstamo, que se hace en función a tu línea de crédito genera intereses bastante elevados. Y ¿a qué situaciones de emergencia nos referimos? Pues cuando no tengas acceso a ninguna otra forma de contar con dinero en efectivo y no tienes tiempo que perder debido a la urgencia. Y ¿qué otras alternativas tengo entonces? Veamos de qué otras formas podrías acceder a dinero contante y sonante.

Alternativas al retiro de dinero con tarjeta de crédito para tener efectivo

  • Tarjeta de Débito: La primera forma de acceder a efectivo es con una tarjeta de débito que está diseñada justamente para ello. Ahí no estás pidiendo un préstamo, sino que estás retirando de tu propia cuenta, lo cual no te genera un gasto mayor. Pero en este momento debes estar preguntándote ¿Y si no tengo plata en la cuenta? De acuerdo, si hablamos de una emergencia hay algo que podemos hacer: prevenir. ¿Has oído de los fondos de emergencia? Pues se trata de destinar una cantidad de dinero mensualmente para los imprevistos. 

No tiene que ser una gran cantidad, pero si cada mes depositamos algo de dinero a esa cuenta, probablemente el día que se presente una urgencia, ya tendremos algún dinero acumulado para ese fin. Una forma sencilla de hacerlo es con la funcionalidad Mis Metas, de tu App BBVA. ¿La conoces? Esta herramienta lo que hace es separar automáticamente el monto que tú le asignes, con la frecuencia que tú le digas. Por ejemplo, 100 soles cada mes. ¿Pero si es que no hemos prevenido y ya tenemos la emergencia? Ok, veamos otras alternativas.

  • Adelanto de Sueldo: Si eres cliente de BBVA puedes acceder a un adelanto de sueldo que se trata básicamente de que te adelanten hasta S/2,500 del sueldo que vas a cobrar probablemente a fin de mes. Lo puedes hacer desde tu App BBVA o por internet, es al toque y con 0% de interés. Para ello debes haber recibido tu sueldo en BBVA al menos los dos meses previos y ganar S/1,000 mínimo. Suena bien, ¿verdad?.
  • Solicitar un préstamo personal: Otra forma de contar con dinero en efectivo es pidiendo un préstamo, hoy en día son muy rápidos de obtener y sin tanto papeleo, incluso lo puedes solicitar desde tu App. Pero ojo, acá sería bueno que veas cuál será la tasa de interés que tendrá el préstamo y lo compares con la tasa de interés que te cobraría el retiro de efectivo con tarjeta. Debería ser mejor la del préstamo, pero siempre es bueno revisar con detenimiento. Bueno, estas son solo algunas ideas para contar con efectivo sin tener que acceder a la tarjeta de crédito, pero ¿qué pasa si no tenías otra alternativa porque debías “volar” para conseguir la liquidez? ¿Y ahora? Tranquilidad, veamos qué se puede hacer.

¿Qué debo hacer si retiré efectivo de una tarjeta de crédito?

Si no te quedó otra que retirar dinero con tu tarjeta de crédito porque estabas atravesando una emergencia, lo ideal es que lo pagues todo en una sola cuota, cosa que así evita los intereses que se generan. Si por el contrario te demoras un año en hacerlo, podrías terminar abonando mucho más dinero de lo que esperabas. Incluso en estas circunstancias, solicitar algún producto alternativo para cancelar esta deuda puede ser una buena opción como el adelanto de sueldo.

¿Para qué son buenas las tarjetas de crédito?

Tal vez te hayas asustado de las tarjetas de crédito con lo escrito más arriba, pero ten en cuenta que estamos hablando solo de la función de retiro de efectivo. Que incluso es una solución en tiempos de urgencia. Pero veamos qué beneficios traen las tarjetas de crédito cuando las usamos, no para retirar efectivo, sino para realizar nuestros consumos del día a día y las pagamos a tiempo evitando generar intereses.

  • Mejoran tu historial crediticio. Tener una tarjeta de crédito te pone en el radar de las instituciones financieras, utilizarla con responsabilidad (por ejemplo, al día con los pagos) sin duda mejorará tu reputación crediticia (los bancos te miran con buenos ojos) y te abrirá las puertas a otros productos financieros como tarjetas con mayor saldo o a créditos hipotecarios y vehiculares.
  • Compras por internet. Las tarjetas de crédito se acomodan perfectamente a las nuevas tendencias de compra por internet en el mundo, desde el lugar que mejor se te acomode (evitando las terribles colas), en el momento que lo desees (en horarios cuando incluso las tiendas físicas han cerrado) y con ofertas especiales para internet (más atractivas que en las tiendas mismas). 
  • Más seguridad. Que no tengas que cargar dinero en el bolsillo todo el tiempo ya es un gran beneficio para tu tranquilidad. Las transacciones en línea son más confiables gracias a los elevados estándares de seguridad que existen en la actualidad, dos claros ejemplos de ello son el Token Digital y el CVV dinámico, funcionalidades que tenemos en el BBVA. 
  • Descuentos y promociones. Las tarjetas de crédito suelen otorgar descuentos exclusivos con determinadas tiendas afiliadas y algunas te permiten comprar y ganar puntos que luego podrás canjear como si fueran dinero en efectivo. ¿Conoces los Puntos BBVA y todo lo que puedes hacer con ellos?.
  • Controlar mejor tus gastos. Al conocer la línea de crédito de tu tarjeta puedes ordenar y planificar tus gastos, siempre procurando no endeudarte más allá de tus posibilidades. Lo mejor: los detalles de tus gastos están registrados y a tu alcance, así que no hay forma que algún gasto se pase por alto.

Como hemos visto, las tarjetas de crédito usadas responsablemente, son de gran utilidad en nuestras vidas y si algún día las necesitamos para solventar alguna urgencia, también nos pueden dar una mano. Eso sí, hay que saber bien que conlleva su uso en estas circunstancias. Esperamos que te haya sido útil el artículo.

Y si aún no tienes una tarjeta de crédito y te está interesando, solicita la tuya aquí mismo

  
¿Te pareció interesante esta nota? Entonces seguro esta otra que habla de Adelanto de Sueldo te va a gustar también.

Encuentra aquí tu Tarjeta de Crédito

  • Te premiamos por ahorrar. Sigue ahorrando dejándolo de garantía y te damos una tarjeta de crédito

Diferencias entre una tarjeta de débito y una de crédito

Las principales diferencias entre las tarjetas de débito y de crédito es el origen de los fondos y la forma de pago:

  • Las compras con una tarjeta de crédito se dan a través de un préstamo que te otorga el banco, esto gracias a una línea de crédito que la misma entidad establece. Obviamente, lo gastado lo tendrás que devolver después en uno o varios meses, a veces con intereses. 
  • En cambio, usar una tarjeta de débito es usar el dinero que posees, si préstamos de por medio: lo que gastes proviene de tu cuenta de ahorros asociada.

Beneficios de tener una tarjeta de débito

Tener una tarjeta de débito tiene varios beneficios enfocados en mejorar tus finanzas. Estos son los más populares. 

  • Es más práctico y seguro tener el dinero en la tarjeta que cargar efectivo. 
  • Reduce la posibilidad de recibir billetes falsos. 
  • Te permite hacer compras online con facilidad. 
  • Las tarjetas de débito no cobran intereses porque las compras las haces con tu propio dinero. 
  • Cada compra o movimiento queda registrado y podrás llevar mejor tus finanzas.

Cómo obtener una tarjeta de débito

Para obtener una tarjeta de débito debes primero abrir una cuenta de ahorros. Para ello, simplemente debes ser mayor de 18 años, contar con un documento de identidad vigente y llenar un formulario. En BBVA puedes abrir una cuenta en tan solo unos pasos y luego podrás pedir en cualquier de las oficinas que te entreguen tu tarjeta de débito.

Cómo proteger tu tarjeta de débito de fraudes y robos

Siempre es bueno prevenir antes que lamentar y por ello te brindaremos unos consejos para evitar cualquier contratiempo con tu tarjeta de débito: 

  • Si estás en el cajero evita mostrar tu contraseña y si tienes algún inconveniente llama al banco para que un asesor te apoye.
  • No envíes tus datos, contraseñas o detalles de tu tarjeta a través de correos electrónicos o redes sociales.
  • Cuando hagas una compra online ingresa tus datos solo en páginas seguras y de buena reputación.
  • Nunca hagas clic en enlaces de ofertas engañosas que recibas por correo electrónico o mensajes.
  • Contrata un seguro que proteja de compras fraudulentas por internet, falsificación de identidad, robo, etc. 

Ya viste que tener una tarjeta de débito no es complicado y, por su fuera poco, tiene varios beneficios que pueden mejorar tu salud financiera. 

¡Abre tu Cuenta BBVA, elige la mejor para ti!

  

Estos temas te podrían interesar

¡10 entradas dobles a Karol G!
Solicita tu tarjeta de crédito y participa en el sorteo de una de las 10 entradas dobles para Karol G en Lima
Solicita tu tarjeta de crédito y participa en el sorteo de una de las 10 entradas dobles p