Importante

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

¿Qué se entiende por crédito?

¿Qué es el crédito?

El crédito es un préstamo de dinero que genera un compromiso de devolución futura. Esto quiere decir que una parte (por lo general una institución financiera) presta una suma de dinero a otra parte (persona o empresa) con el compromiso de que, en el futuro quien lo ha recibido, devolverá ese préstamo en forma gradual (en cuotas) o en un solo pago y con un interés adicional. Este interés es la ganancia que recibe quien ha prestado el dinero, por haberse quedado sin ese dinero durante el tiempo del contrato. ¿Se entiende? Y si te estás preguntando ¿para qué sirven los créditos?, la lógica es bastante simple. A veces no contamos con todo el monto de dinero necesario para cubrir alguna emergencia, adquirir un bien o servicio, pagar una planilla o hacer una inversión. Sin embargo, si podríamos pagarlo en un período de tiempo ya sea en un solo pago o en cuotas (de a pocos). Se puede decir entonces que es una herramienta financiera que se presenta en diversas formas y nos sirve muchas veces cuando no tenemos la liquidez necesaria para cumplir un objetivo.

¿Qué tipos de créditos hay?

Como mencionamos arriba, hay varios tipos de crédito y aquí te mostramos algunos:

  • Tarjetas de Crédito: Tal vez sea la forma de crédito con la que más familiarizados estemos. Las tarjetas de crédito te brindan una línea de crédito, es decir, un monto total sobre el que vas realizando compras y pagos. Se trata de un crédito revolvente (te da un monto que se va renovando al final de cada período de pago). La principal característica de una tarjeta de crédito es la temporalidad, ya que te permite disponer de dinero que no tienes al momento, pero que vas a recibir en un futuro inmediato. Por ejemplo, si haces una compra y sabes que podrás liquidarla una vez que recibas tu sueldo a fin de mes. (Si pagas tu tarjeta con esta idea en mente no tendrás que pagar intereses). 

Las tarjetas de crédito no solo te ofrecen el crédito que necesitas en tu día a día, también puedes disponer del dinero en efectivo. Y existen algunas tarjetas como las tarjetas Smart BBVA que te ofrecen una serie de beneficios adicionales. 

Para empezar, con ellas acumulas Puntos BBVA que te sirven como dinero en efectivo para hacer compras en miles de establecimientos asociados. También te ofrecen el poder pagar en 3, 6, 12 y hasta 24 cuotas sin intereses en más de 5,000 establecimientos. ¡Sí!, leíste bien. Sin intereses. Por si fuera poco, te permiten tener increíbles descuentos en conciertos, restaurantes y más. Pero eso no es todo. Estas tarjetas están vinculadas a tu App BBVA desde donde tienes el control total de ellas para mayor seguridad. Por ejemplo, ¿has visto esos tres numeritos que aparecen en la parte posterior de las tarjetas? Se le llama código CVV y sirve para efectuar tus compras por internet. Bueno, las tarjetas Smart de BBVA no lo tienen impreso sino que aparecen solamente en tu App, para que nadie más pueda verlos, y cambian cada cierto tiempo (CVV dinámico). Otra función de seguridad que tienen estas tarjetas es que se pueden encender y apagar a tu antojo en segundos desde el App, así nadie puede usarlas si se te pierden. 

Bueno, nos quedaríamos horas hablando de los atributos de estas tarjetas, pero tenemos que pasar a la siguiente forma de crédito. ¿La vemos?

  • Crédito Hipotecario: Es un crédito que otorga el banco para la adquisición de una propiedad ya construida, un terreno, como también para la construcción de viviendas, oficinas y otros bienes raíces. En este caso la propiedad adquirida queda en garantía o hipotecada a favor del banco para asegurar el cumplimiento del crédito. 

¿Cómo funciona? En este tipo de crédito la persona debe pagar primero una cuota inicial, que es un porcentaje del valor total de la vivienda. Por ejemplo, si la casa vale S/500,000 y se solicita como cuota inicial el 10%, el comprador debe abonar S/50,000. Después al resto del dinero, o sea, a los S/450,000 que quieres que te preste el banco se le suman la tasa de interés que te cobra por el préstamo, más el costo de un seguro. Una vez determinado este monto final es que debes decidir en cuántos años quieres pagarlo, es decir, en cuántas cuotas. Si te interesa esta clase de crédito, el BBVA te puede ofrecer varios: Hipotecario Flexible, Hipotecario Libre, Hipotecario Construyo, Hipotecario Mi Vivienda y Mi Vivienda Verde, etc. Te recomendamos hacer una simulación de tu crédito

Al Crédito Hipotecario se le puede considerar como un crédito específico, pues está destinado a cumplir un propósito particular. Existen otros de este tipo como el préstamo vehicular, por ejemplo, que está destinado a la compra de un auto o los préstamos para realizar estudios. Cada uno de ellos está diseñado especialmente para cubrir necesidades específicas.

  • Préstamos Personales: Son un tipo de crédito que se utiliza para cubrir necesidades financieras de carácter personal, como la realización de un viaje, la compra de un electrodoméstico o el pago de una deuda. En BBVA, los préstamos personales se otorgan con base a la capacidad de pago del solicitante y pueden ser con plazos que van desde 12 hasta 60 meses. Este tipo de crédito no requiere garantía, lo que lo hace más accesible para la mayoría de personas.
  • Préstamos Comerciales: Son aquellos que están diseñados para cubrir las necesidades financieras de tu empresa. Con este préstamo los empresarios pueden adquirir capital de trabajo, maquinarias, equipos, locales comerciales, etc. La ventaja de este tipo de crédito frente a los préstamos convencionales, radica en la flexibilidad de la forma de pago, ya que se adaptan a los variados flujos económicos de las empresas. 

Diferencia entre créditos a corto y largo plazo

El crédito a largo plazo como su nombre lo indica tiene un plazo de vencimiento superior al año, mientras el de corto plazo no supera los 12 meses. Los créditos a corto plazo se suelen utilizar para pedir sumas de dinero inferiores a las que se habitúan pedir en los créditos de largo plazo. Esto se debe a que los créditos a corto plazo se suelen enfocar en necesidades puntuales y urgentes, mientras los créditos a largo plazo, se enfocan por lo general en financiar grandes operaciones como la adquisición de un inmueble, un vehículo o la puesta en marcha de un negocio o cualquier operación cuyo desarrollo se haga a lo largo de un período prolongado de tiempo. Queda clara la diferencia, ¿cierto?

¿Qué es un Préstamo de Libre Disponibilidad (PLD)?

Es un producto financiero dirigido a personas naturales, no es para cubrir gastos empresariales o comerciales. Puedes utilizarlo para otras necesidades, por ejemplo, alguna remodelación en casa, la consolidación de deudas, cubrir algún imprevisto o realizar un viaje en familia. En pocas palabras, es una suma de dinero que puedes usar para cubrir todo tipo de necesidades como persona natural.

Características del Préstamo de Libre Disponibilidad BBVA

  • Este crédito te ofrece un mínimo de S/1,000 o su equivalente en dólares.
  • El monto máximo del préstamo dependerá de tu evaluación crediticia (capacidad de endeudamiento, historial crediticio).
  • El plazo del préstamo va desde 6 hasta 60 meses (según evaluación crediticia).

¿Interesado? Simula tu préstamo y calcula tus cuotas

 El simulador contempla los productos de Préstamo de Libre Disponibilidad (Compra de Deuda, Préstamo al Toque, Préstamo Digital), Préstamo Auto Seminuevo, Préstamo de Estudios , Préstamo Convenio.El simulador contempla los productos de Préstamo de Libre Disponibilidad (Compra de Deuda, Préstamo al Toque, Préstamo Digital), Préstamo Auto Seminuevo, Préstamo de Estudios , Préstamo Convenio. 

¿Qué requisitos hay para solicitar un PLD BBVA?

  • Ser persona natural (cliente o no del banco).
  • Tener una clasificación 100% normal en el BBVA y el sistema financiero.
  • No reportar retrasos en pagos de deudas en la Central de Riesgos de la SBS (tanto para el titular como cónyuge, de ser el caso).
  • Tener continuidad laboral mínima de 6 meses.
  • Contar con ingresos mínimos netos de S/1,000 o su equivalente en dólares.
  • Presentar DNI vigente y de tu cónyuge de ser el caso.
  • Presentar boletas de pago u otro documento que sustente los ingresos mínimos solicitados.
  • Documentación complementaria si no recibes tus haberes en BBVA.

Pasos para solicitar un Préstamo de Libre Disponibilidad BBVA

  • Ingresa al formulario aquí y llena todos tus datos.
  • Acepta los términos y condiciones.
  • ¡Listo!

¿Cuál es el crédito que me conviene?

Como hemos podido ver, hay diferentes clases de crédito destinados a necesidades variadas. Los hay para tu empresa, para adquirir una casa o un auto, están las tarjetas de crédito que te sirven para el día a día o los préstamos de Libre Disponibilidad que sirven para varios fines. Analizándolos bien y viendo sus pros y contras es que puedes darte cuenta cuál te conviene. Pero eso sí, debes tener en cuenta que un crédito no es dinero que te dan gratis. Implica una gran responsabilidad de tu parte así como un orden para poder cumplir con el compromiso que estás adquiriendo. Recuerda que si no pagas a tiempo los créditos puedes ser sancionado con multas y tu historial crediticio (currículum ante los bancos) se puede ver perjudicado.
 
Por eso tal vez la primera pregunta que debes hacerte antes de solicitar un crédito es: “¿Realmente necesito un crédito?” Si la respuesta es sí, deberás preguntarte la segunda: “¿Cómo voy a pagar el crédito que estoy adquiriendo?” Si puedes responder a esta segunda pregunta, pues enhorabuena. Ahora toca elegir meticulosamente el crédito que más te conviene y leer cada una de las condiciones que ese crédito implica como la tasa de interés que vas a pagar, cuántas cuotas (si fuera el caso) vas a pagar y otras condiciones adicionales. 
 
Esperamos que con este artículo te queden más claras las diferencias entre los diversos créditos existentes y sus finalidades. Y si te estás animando a solicitar uno para cumplir alguna meta, ¡adelante! Es una gran herramienta que si llevas un orden de tus finanzas, puede ayudarte a alcanzar diversas oportunidades. 

Ya la viste y quieres solicitar un crédito BBVA

  
Y si te gustó este artículo, tal vez te interese este otro que habla del Adelanto de Sueldo BBVA.

Solicita tu préstamo Online

¿Qué es una carta fianza?

La carta fianza es un instrumento de garantía que las instituciones financieras otorgan a empresas frente a un tercero (organismos públicos y privados) para el desarrollo de operaciones comerciales como adelanto de efectivo, prestación de servicios, trámites, alquileres, licitaciones, etc. 

Esta carta garantiza que en caso que el deudor no pueda cumplir sus obligaciones de pago, el banco deberá hacerse cargo.

El BBVA ofrece dos tipos de carta fianza de acuerdo a las necesidades del cliente:

Carta Fianza

  • Obtienes respaldo de BBVA para obligaciones ante un tercero.
  • Ofrece gran versatilidad en las coberturas y condiciones.
  • Puedes solicitarla a nivel nacional.

 

Carta Fianza Express

  • Solicita la emisión sin moverte de tu empresa.
  • Consulta el estado en línea.
  • Solicita la renovación en 2 pasos.

 

Además, el BBVA indica que puedes solicitar o renovar tu carta fianza de manera sencilla a través de BBVA Net Cash, la banca por internet para empresas.

Saber la diferencia entre los créditos directos e indirectos te ayudará a tomar la mejor decisión, sobre todo si tienes una empresa o piensas tener una y deseas que todos tus proceso se realicen con profesionalismo. 

Desembolsa tu préstamos en 2 minutos

Solicita un préstamo personal online rápido y sencillo.

 

Solicita un préstamo personal online rápido y sencillo.