credito-peru

Créditos rápidos sin aval: tu solución financiera inmediata

¿Qué son los créditos rápidos sin aval?

Los créditos rápidos sin aval se han convertido en una opción atractiva para las personas que necesitan liquidez (dinero en efectivo) de manera urgente y sin complicaciones. Estos productos financieros son préstamos de pequeño monto que se otorgan de manera ágil y sin requerir garantías adicionales. ¿Qué tipo de garantías? Algo que lo avale y asegure que la persona que recibe el préstamo va a tener el poder adquisitivo para cancelar su deuda, por ejemplo, un auto o una propiedad en caso de los préstamos hipotecarios. Al tratarse de un préstamo que generalmente no implica una elevada suma de dinero, está pensado en cubrir situaciones financieras urgentes como reparaciones inesperadas de tu auto o casa, gastos médicos o cualquier imprevisto del día a día.
creditos sin aval

¿Cómo funcionan los créditos rápidos sin aval?

Como ya lo adelantamos, la característica principal de este tipo de producto es la agilidad que tienen para cubrir una urgencia, pero el hecho de que no tenga un aval no quiere decir que no debemos mostrar ninguna garantía. ¿Cómo es eso? Pues el prestamista tampoco puede prestarle a cualquier persona y arriesgarse a que no le paguen ¿verdad? Entonces si bien no hay un bien en garantía, sí hay ciertos requisitos que debemos cumplir y que si estás ordenado financieramente, no debería representar ninguna traba. 

Lo usual es que la entidad que te va a prestar el dinero primero chequee tu historial crediticio (que tan responsable has sido con los bancos en el pasado), cuáles son tus ingresos mensuales y si tienes deudas pendientes. Por lo general, este tipo de préstamos se solicitan online al banco y una vez que tu solicitud es aprobada, se desembolsa la suma de dinero en tu cuenta. Y claro, luego deberás pagar el préstamo obtenido en cuotas mensuales repartidas a lo largo de un plazo de amortización determinado y acordado con el banco. Simple, ¿verdad?

¿Qué requisitos debo cumplir para que me den un crédito rápido sin aval?

Bueno. Ya te comentamos que no necesitas un aval para obtener este tipo de préstamos, pero sí algunas condiciones que te presenten como a una persona en quien confiar por la entidad financiera. Tranquilo, no es difícil cumplir con ellas si tu salud financiera es buena.

1- Procura tener estabilidad financiera:

Los bancos y otras organizaciones que otorgan estos préstamos suelen fijarse en tus ingresos, flujos de caja, solidez o la estabilidad de tu negocio. También ten en cuenta que si tienes una buena puntuación crediticia podrás acceder a tasas de interés más bajas (el porcentaje adicional que deberás pagar de vuelta) y a préstamos más grandes. Otro tema importante es el tiempo de tu historial crediticio. ¿Cómo es eso? Pues hace cuánto tiempo que demuestras que pagas a tiempo tus deudas, por darte un ejemplo usas tarjeta de crédito y cumples con tus obligaciones. Por lo general se exige que los prestatarios tengan al menos dos años de historial. 

2- No tengas deudas pasadas:

¿Has oído hablar del grado de endeudamiento? Los prestamistas se fijan en la relación entre la deuda y los ingresos. Si tienes demasiadas deudas pasadas y presentes, pueden decidir que es muy riesgoso prestarte más dinero ya que no cancelas tus deudas.

3- Crea documentos financieros clave:

Una cuenta de pérdidas y ganancias y un estado de flujo de caja puede ayudarte a conocer tu solvencia y darte cuenta si es que podrás devolver sin problemas este préstamo que requieres.

¿Interesado? Simula tu préstamo y calcula tus cuotas

 El simulador contempla los productos de Préstamo de Libre Disponibilidad (Compra de Deuda, Préstamo al Toque, Préstamo Digital), Préstamo Auto Seminuevo, Préstamo de Estudios , Préstamo Convenio.El simulador contempla los productos de Préstamo de Libre Disponibilidad (Compra de Deuda, Préstamo al Toque, Préstamo Digital), Préstamo Auto Seminuevo, Préstamo de Estudios , Préstamo Convenio. 

¿Cómo sé si necesito un préstamo rápido sin aval y si podré pagarlo?

Antes de pedir un préstamo rápido sin aval, lo primero que debes tener claro es si en realidad lo necesitas. ¿De verdad es algo urgente que debes cubrir, como un imprevisto? ¿O tal vez puedes esperar un poco para ahorrar y reunir el dinero? Si tu respuesta es que de verdad te urge el capital, debes conocer cuánto exactamente es que necesitas. Una vez que sabes el monto a solicitar, debes estar seguro de que no entrarás en un callejón sin salida el día de mañana. ¿Cómo es eso? Pues, si vas a poder pagar el monto prestado más los intereses que este implique y en cuánto tiempo. Para ello, fíjate de cuánto dinero vas a disponer mensualmente para saldar la deuda. ¿Cómo hacerlo? Pues viendo tu capacidad de ahorro, pero no te preocupes que es muy sencillo saberlo con tu App BBVA. ¿Has oído hablar de Mi Día a Día de tu App? Es una funcionalidad con la que podrás ver con lujo de detalle cuáles son tus ingresos y gastos mensuales. Y lo mejor es que no tienes que hacer ningún esfuerzo, ya que el App te lo dice automáticamente y gratis. 

Una vez que sabes cuáles son estos gastos, podrás incluso ver oportunidades de ahorro. Algunas personas se dan cuenta, por ejemplo, que existen gastos recurrentes del tipo hormiga que no los tenían mapeados y que a fin de mes representan una buena cantidad de dinero, como el café que te tomas en la calle o los pedidos de delivery. Ahora que ya sabes tu capacidad de ahorro, podrás saber si es que el monto que quieres solicitar lo vas a poder pagar y en cuánto tiempo. 

Y si te estás preguntando: “ok suena muy bien pero ¿cómo hago en adelante para no gastar más de la cuenta y aprovechar estos ahorros para la cancelación de la deuda?” ¡Ajá!, pues con otra funcionalidad de tu App BBVA que te ayudará a hacer un presupuesto de gasto por categoría y ponerle un límite de gasto a cada una como por ejemplo: alimentación, entretenimiento, transporte, etc. Estamos hablando de Mis Presupuestos, con la que puedes asignar montos máximos de gasto por cada categoría y que te avisa cuando te estás acercando al límite para que no te excedas. Bacán, ¿no? Listo, ahora que estás seguro de cuánto vas a poder ahorrar mensualmente debes ver a quién le pides el préstamo.

Consejos para elegir el mejor crédito rápido sin aval

  1. Compara ofertas: Nunca te quedes con la primera opción. Compara tasas, términos y condiciones de varias entidades.
  2. Evalúa la reputación: Así como el prestamista evalúa tu reputación crediticia, tú debes hacer lo mismo. Investiga su reputación, lee reseñas de otros usuarios, etc. 
  3. Entiende los términos y condiciones: Asegúrate de entender muy bien los términos y condiciones del préstamo antes de aceptar. Por ejemplo:
  • Tasa de interés: El porcentaje de interés que el prestatario deberá pagar sobre el monto prestado. Puede ser fija o variable por eso es importante leer bien cada parte de este acuerdo. Por ejemplo: Si tienes un préstamo de S/1,000 con una tasa de interés anual del 5%, pagarías S/50 en intereses al año.
  • Plazo del préstamo: Es básicamente el lapso de tiempo acordado para devolver el préstamo. Puede ser a corto plazo, por ejemplo, 6 meses o a largo plazo, por ejemplo, 5 años.
  • Monto del préstamo: La cantidad total que el prestatario recibe del prestamista.
  • Amortización: La forma en que se realizarán los pagos, especificando la cantidad que se destinará al capital y a los intereses de cada pago. Por ejemplo, de un pago mensual de S/300, S/50, pueden ir al interés y, S/250, al capital.
  • Garantías y colaterales: Son los bienes y activos que el prestatario ofrece como seguridad en caso de incumplimiento. Por ejemplo, una hipoteca se respalda con la casa o un automóvil puede actuar como garantía en un préstamos automotriz.
  • Cargos y tarifas: Cualquier costo adicional asociado con el préstamo, como tarifas de procesamiento, cargos por pagos atrasados, etc. Ej. Una tarifa de S/50 por pagos atrasados.
  • Condiciones de pago: Detalles sobre la frecuencia y el método de  pago, ya sea mensual, quincenal, mediante transferencia bancaria etc. Ej. Pagos mensuales de S/200 mediante débito automático.

Ahora que la viste y conoces un poco más acerca de los créditos rápidos sin aval y las oportunidades que te ofrece, puedes solicitar uno hoy mismo si es que tu situación lo amerita y tu salud financiera te lo permite.  

Obtén tu préstamo personal 100% online

  
Si te gustó este artículo te recomendamos también este de aquí que habla sobre el adelanto de sueldo, otra alternativa muy interesante y simple de obtener liquidez.

Solicita tu préstamo Online

¿Qué es una carta fianza?

La carta fianza es un instrumento de garantía que las instituciones financieras otorgan a empresas frente a un tercero (organismos públicos y privados) para el desarrollo de operaciones comerciales como adelanto de efectivo, prestación de servicios, trámites, alquileres, licitaciones, etc. 

Esta carta garantiza que en caso que el deudor no pueda cumplir sus obligaciones de pago, el banco deberá hacerse cargo.

El BBVA ofrece dos tipos de carta fianza de acuerdo a las necesidades del cliente:

Carta Fianza

  • Obtienes respaldo de BBVA para obligaciones ante un tercero.
  • Ofrece gran versatilidad en las coberturas y condiciones.
  • Puedes solicitarla a nivel nacional.

 

Carta Fianza Express

  • Solicita la emisión sin moverte de tu empresa.
  • Consulta el estado en línea.
  • Solicita la renovación en 2 pasos.

 

Además, el BBVA indica que puedes solicitar o renovar tu carta fianza de manera sencilla a través de BBVA Net Cash, la banca por internet para empresas.

Saber la diferencia entre los créditos directos e indirectos te ayudará a tomar la mejor decisión, sobre todo si tienes una empresa o piensas tener una y deseas que todos tus proceso se realicen con profesionalismo. 

Desembolsa tu préstamos en 2 minutos

Solicita un préstamo personal online rápido y sencillo.

 

Solicita un préstamo personal online rápido y sencillo.