Pago diferido de tarjetas: concepto y mecanismos

¿Qué es pago diferido?

¿Alguna vez te ha pasado que ves una buena oportunidad de compra, como un producto o servicio que te vendría muy bien, pero sabes que si lo compras estarías “chocando” con tu presupuesto mensual? Tranquilo, no eres el único y para eso existe el pago diferido. En pocas palabras, se trata de una facilidad de crédito que te permite hacer una compra y pagarla días o meses después. Ya sea poco a poco o de una sola vez, esto dependiendo del acuerdo que tengas con tu banco o la tienda. Suena muy útil, ¿verdad?

¿Cómo funciona el pago diferido?

Como veníamos contándote, el pago diferido es un acuerdo al que llegas, por lo general con tu banco, en el que ambas partes convienen en que ciertas compras efectuadas con tu tarjeta de crédito, las pagarás luego de un tiempo. Ya sea días o meses. Ojo que al tratarse de un crédito, este plazo viene con intereses que deberás cancelar. Para ello es importante que tengas en cuenta el tipo de tasa de interés que pagarás conforme pasa el tiempo. La tasa de interés puede ser:

  • Tasa fija: El porcentaje adicional que deberás pagar se mantendrá igual hasta que termines de pagar la deuda.
  • Tasa variable: El porcentaje adicional que pagues podría subir o bajar a lo largo del tiempo.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del pago diferido?

Como todas las herramientas financieras que se ponen a tu alcance, usadas con conocimiento y responsabilidad, pueden ser muy útiles. Por ejemplo, imaginemos que Jorge está navegando por internet y se encuentra con esa computadora especial para gamers que ha estado buscando hace mucho tiempo. Es una oportunidad que no puede dejar pasar, pero su bolsillo le dice lo contrario. Resulta que este mes Jorge ha tenido que hacer algunos gastos de más para restaurar la sala de su casa que tenía goteras. Jorge hace sus cálculos, mira el histórico de sus presupuestos con su App BBVA  y se da cuenta que esa computadora, si bien no la podría pagar este mes porque estaría demasiado “apretado”, sí la podría comprar en el plazo de un mes, cuando sus gastos vuelven a la normalidad. ¿Qué podría hacer? Eso mismo, usar Pago Diferido. Entonces Jorge revisa bien las condiciones de esta herramienta, la tasa que le va a cobrar el banco por el servicio y se anima a comprar su computadora gamer sin tener que esperar.

Pero ¿qué pasaría si no estamos hablando de Jorge que es ordenado con sus finanzas? Pongamos el ejemplo de Pancho.

Pancho está en una tienda y ve una lavadora de último modelo que podría ahorrarle bastante tiempo con las tareas domésticas. Sin embargo no repara en que el precio de la lavadora es bastante elevado y que realmente no podría darse el lujo de comprarla, probablemente ni siquiera con la herramienta de pago diferido. Y es que resulta que a diferencia de Jorge, a quien no le alcanzaba este mes para la computadora, por tratarse de un mes atípico, Pancho no ha tenido gastos fuera de lo común y ningún mes le alcanzaría para dicha lavadora último modelo.

Lamentablemente Pancho no repara en esto y solo dice “bueno la pagaré más adelante con Pago Diferido”. Grave error. Pancho se ha comprometido con el banco a pagar el precio de la lavadora (más intereses) luego de un mes. Cuando llegue el mes, Pancho estará en problemas.

Pancho debió haber visto bien que no podía darse el lujo de comprar esa lavadora. Tal vez pudo haber buscado una más económica o esperar a tener más ingresos. 

Este par de ejemplos nos dan una idea de que si le damos un uso responsable a las herramientas que ponen a nuestra disposición, pueden ser de mucha utilidad. Para ello es indispensable manejar nuestras finanzas con responsabilidad. Por eso te recomendamos darle un vistazo a las herramientas de salud financiera que el App BBVA pone a tu disposición.

¿Qué hago para solicitar pago diferido?

Para solicitarlo debes primero tener en cuenta ciertos aspectos como:

  • Fecha y cantidad de pago.
  • Tasa de interés mensual.
  • Cobros adicionales en caso de no pagar en la fecha requerida.

Los pasos para solicitarlo son sencillos.

  1. Inscríbete en el banco en menos de un minuto a través de la web o en el banco.
  2. Haz compras en la modalidad de pago directo (sin cuotas) durante el mes que lo solicitaste en tiendas físicas y virtuales. ¡Listo!

Diferencias entre pago diferido y pago a mes vencido

Tu tarjeta de crédito tiene un ciclo de facturación que es un periodo de 30 días en el cual se acumulan tus compras. El último día de este periodo se conoce como tu fecha de cierre y cada mes es la misma. Una vez terminado este periodo tienes un tiempo determinado para cancelar lo prestado durante estos días. Imagina que tu fecha de cierre es el 10 de noviembre, entonces es posible que tengas hasta el 5 de diciembre como último día de pago. Si pagas la totalidad de tus consumos hasta antes del 5, no se te cobrarán intereses.

Pero si te das cuenta de que no puedes pagar la totalidad de los consumos, se te ofrece el pago mínimo del mes. Este pago es una cantidad menor de la deuda total, que te permite seguir teniendo tu línea de crédito con el banco pero que sí te genera intereses. Y si por otro lado, no pagas tu deuda a tiempo (ni el mínimo) además de los intereses que se te cobrarán, se te aumentarán pagos de comisiones y penalidades.

En caso de diferir tu pago, estás acordando con el banco acceder a ciertas condiciones especiales para cancelar más adelante tus compras.

¿Qué es el pago en cuotas?

Si bien puedes acordar con el banco el diferir tus pagos, también existe la posibilidad de convertir una compra en cuotas. ¿Cómo así? Esto significa (a diferencia del pago diferido del monto total) que acuerdas con el banco que cierta compra vas a desglosarla en varias partes (3, 6, 12 meses). Esta función, usada correctamente, también es útil si queremos por ejemplo mantener cierta liquidez y que una compra no nos deje muy ajustados. El pago en cuotas genera intereses, como es lógico, pero has oído hablar de las ¿cuotas sin intereses? El BBVA tiene convenios con muchos locales y marcas en los cuales puedes consumir y pagar en cuotas de hasta 12 meses sin intereses. Buenísimo, ¿verdad? 

Si llegaste hasta aquí, ya debes haberte dado cuenta que tu tarjeta de crédito BBVA te da muchas oportunidades para manejar tu dinero de la forma que más te convenga. El pago diferido es solo una de ellas y estamos seguros que podrás aprovecharlo responsablemente de manera que tu salud financiera esté cada vez mejor. 

¡La viste! Entonces no esperes más, solicita tu pago diferido HOY

  
Si te gustó este artículo, puede que te interese este otro que habla sobre "Cómo solicitar un adelanto de sueldo".

Encuentra aquí tu Tarjeta de Crédito

  • Te premiamos por ahorrar. Sigue ahorrando dejándolo de garantía y te damos una tarjeta de crédito

Diferencias entre una tarjeta de débito y una de crédito

Las principales diferencias entre las tarjetas de débito y de crédito es el origen de los fondos y la forma de pago:

  • Las compras con una tarjeta de crédito se dan a través de un préstamo que te otorga el banco, esto gracias a una línea de crédito que la misma entidad establece. Obviamente, lo gastado lo tendrás que devolver después en uno o varios meses, a veces con intereses. 
  • En cambio, usar una tarjeta de débito es usar el dinero que posees, si préstamos de por medio: lo que gastes proviene de tu cuenta de ahorros asociada.

Beneficios de tener una tarjeta de débito

Tener una tarjeta de débito tiene varios beneficios enfocados en mejorar tus finanzas. Estos son los más populares. 

  • Es más práctico y seguro tener el dinero en la tarjeta que cargar efectivo. 
  • Reduce la posibilidad de recibir billetes falsos. 
  • Te permite hacer compras online con facilidad. 
  • Las tarjetas de débito no cobran intereses porque las compras las haces con tu propio dinero. 
  • Cada compra o movimiento queda registrado y podrás llevar mejor tus finanzas.

Cómo obtener una tarjeta de débito

Para obtener una tarjeta de débito debes primero abrir una cuenta de ahorros. Para ello, simplemente debes ser mayor de 18 años, contar con un documento de identidad vigente y llenar un formulario. En BBVA puedes abrir una cuenta en tan solo unos pasos y luego podrás pedir en cualquier de las oficinas que te entreguen tu tarjeta de débito.

Cómo proteger tu tarjeta de débito de fraudes y robos

Siempre es bueno prevenir antes que lamentar y por ello te brindaremos unos consejos para evitar cualquier contratiempo con tu tarjeta de débito: 

  • Si estás en el cajero evita mostrar tu contraseña y si tienes algún inconveniente llama al banco para que un asesor te apoye.
  • No envíes tus datos, contraseñas o detalles de tu tarjeta a través de correos electrónicos o redes sociales.
  • Cuando hagas una compra online ingresa tus datos solo en páginas seguras y de buena reputación.
  • Nunca hagas clic en enlaces de ofertas engañosas que recibas por correo electrónico o mensajes.
  • Contrata un seguro que proteja de compras fraudulentas por internet, falsificación de identidad, robo, etc. 

Ya viste que tener una tarjeta de débito no es complicado y, por su fuera poco, tiene varios beneficios que pueden mejorar tu salud financiera. 

¡Abre tu Cuenta BBVA, elige la mejor para ti!

  

Descubre cómo las tarjetas de crédito pueden ser tu mejor aliado económico.

¡10 entradas dobles a Karol G!
Solicita tu tarjeta de crédito y participa en el sorteo de una de las 10 entradas dobles para Karol G en Lima
Solicita tu tarjeta de crédito y participa en el sorteo de una de las 10 entradas dobles p