Paga las refacciones de tu casa

Opciones de financiamiento para refacciones

Las refacciones en casa pueden darse de un momento a otro, por ejemplo, cuando se estropea una tubería y el piso se echa a perder. Entonces, deberás arreglarlo cuanto antes y para ello necesitas financiamiento inmediato. Pero también existen refacciones que dejamos de lado o que pueden esperar, como una pared corroída por la humedad. Quizá dejes pasar unos días o meses antes de empezar a refaccionarla. En ambos casos hay opciones para pagar la restauración y dependerá de tu presupuesto decidir por la mejor alternativa. ¿Quieres conocer algunas? Ahora te las contamos. 

Préstamos para mejorar tu hogar

Una buena opción para financiar las refacciones en tu casa es el préstamo: son sencillos de solicitar, sin mucha documentación y el desembolso es rápido. Por ejemplo, un préstamo personal se puede pedir de forma online. En BBVA solo necesitas tu DNI, llenar un formulario y el dinero será depositado en tu cuenta. ¿Quieres conocer otra opción? Una forma rápida de obtener dinero y sin endeudarte mucho es con un adelanto sueldo. ¿Has oído de él? Es solicitar que te adelanten una parte del pago de tu sueldo mensual y así podrás pagar la restauración, aunque todo depende de que evalúes la situación y tus finanzas. 

Préstamo con garantía hipotecaria

Un préstamo con garantía hipotecaria es una forma muy efectiva de obtener dinero porque pondrás como aval a tu vivienda. En ese sentido, el banco desembolsará los fondos a la espera de que pagues el dinero entregado porque de lo contrario se podría quedar con tu inmueble. Obviamente, antes de optar por esta alternativa es importante que armes un buen presupuesto para que no pases inconvenientes en el futuro. 

Financiamiento a través de tarjetas de crédito

La alternativa de la tarjeta de crédito es ideal si las refacciones en casa son de montos menores, teniendo siempre en cuenta la tasa de interés y los límites de tu crédito. Como siempre, el mejor consejo es que pagues a tiempo tus cuotas y verás, como una consecuencia positiva, que tu historial crediticio mejorará notablemente. 

Subvenciones y programas de ayuda

En muchas ocasiones los gobiernos tienen programas de subvenciones para construir y refaccionar casas. En el caso del Perú, el Fondo Mivivienda tiene una opción de financiamiento llamada 'Mejoramiento de vivienda' donde te depositan un bono una vez que tu postulación es aceptada. 

Pide tu tarjeta de crédito y obtén financiamiento

  

Ahorros y presupuesto personal

Si la refacción que necesitas atender en casa puede esperar, una buena opción -si no tienes ese dinero disponible- es ahorrar. Fijas la meta, elijes el tiempo y el monto que irás guardando y con orden y responsabilidad llegarás al objetivo. ¿Quieres conocer una buena herramienta para ahorrar? Con Mis Metas de BBVA tú decides cuánto dinero quieres ahorrar y en cuánto tiempo lograrlo.

Consideraciones para elegir financiamiento

El mejor consejo para elegir el financiamiento ideal para las refacciones de tu casa es que compares distintos productos financieros de varios bancos y encuentres el que mejor se acomode a tus necesidades. ¿Qué debes tener en cuenta? Las tasas de interés, los plazos de pago, las facilidades para cancelar cuotas, etc. 

Preguntas frecuentes sobre financiamiento

Solicitar financiamiento siempre genera dudas. Por ejemplo, si el trámite es engorroso, si se piden muchos documentos o si el dinero se entregará de inmediato. En la actualidad pedir un préstamo es bastante sencillo, se puede hacer de forma online, solo necesitas tu DNI y el dinero se entrega de forma automática sin que tengas que salir de casa. ¿No es increíble?.

Los que la ven saben bien que es importante evaluar todas las posibilidades antes de solicitar financiamiento y de esta forma embellecer el hogar. 

Pide tu préstamo en solo 2 minutos

  
Si te interesó este contenido seguro te va a gustar este otro: ¿Puedo sacar un préstamo solo con mi DNI?.

Encuentra aquí tu Tarjeta de Crédito

  • Te premiamos por ahorrar. Sigue ahorrando dejándolo de garantía y te damos una tarjeta de crédito

Diferencias entre una tarjeta de débito y una de crédito

Las principales diferencias entre las tarjetas de débito y de crédito es el origen de los fondos y la forma de pago:

  • Las compras con una tarjeta de crédito se dan a través de un préstamo que te otorga el banco, esto gracias a una línea de crédito que la misma entidad establece. Obviamente, lo gastado lo tendrás que devolver después en uno o varios meses, a veces con intereses. 
  • En cambio, usar una tarjeta de débito es usar el dinero que posees, si préstamos de por medio: lo que gastes proviene de tu cuenta de ahorros asociada.

Beneficios de tener una tarjeta de débito

Tener una tarjeta de débito tiene varios beneficios enfocados en mejorar tus finanzas. Estos son los más populares. 

  • Es más práctico y seguro tener el dinero en la tarjeta que cargar efectivo. 
  • Reduce la posibilidad de recibir billetes falsos. 
  • Te permite hacer compras online con facilidad. 
  • Las tarjetas de débito no cobran intereses porque las compras las haces con tu propio dinero. 
  • Cada compra o movimiento queda registrado y podrás llevar mejor tus finanzas.

Cómo obtener una tarjeta de débito

Para obtener una tarjeta de débito debes primero abrir una cuenta de ahorros. Para ello, simplemente debes ser mayor de 18 años, contar con un documento de identidad vigente y llenar un formulario. En BBVA puedes abrir una cuenta en tan solo unos pasos y luego podrás pedir en cualquier de las oficinas que te entreguen tu tarjeta de débito.

Cómo proteger tu tarjeta de débito de fraudes y robos

Siempre es bueno prevenir antes que lamentar y por ello te brindaremos unos consejos para evitar cualquier contratiempo con tu tarjeta de débito: 

  • Si estás en el cajero evita mostrar tu contraseña y si tienes algún inconveniente llama al banco para que un asesor te apoye.
  • No envíes tus datos, contraseñas o detalles de tu tarjeta a través de correos electrónicos o redes sociales.
  • Cuando hagas una compra online ingresa tus datos solo en páginas seguras y de buena reputación.
  • Nunca hagas clic en enlaces de ofertas engañosas que recibas por correo electrónico o mensajes.
  • Contrata un seguro que proteja de compras fraudulentas por internet, falsificación de identidad, robo, etc. 

Ya viste que tener una tarjeta de débito no es complicado y, por su fuera poco, tiene varios beneficios que pueden mejorar tu salud financiera. 

Solicita tu Tarjeta de Crédito BBVA

  

Descubre cómo las tarjetas de crédito pueden ser tu mejor aliado económico.

Solicita tu Tarjeta de Crédito BBVA
Miles de descuentos y Paga en Cuotas sin Intereses.
Miles de descuentos y Paga en Cuotas sin Intereses.