¿Cómo aprovechar la tarjeta de crédito?

Aquí te explicaremos todos los beneficios de las tarjetas de crédito y cómo aprovecharlas al máximo para que puedas ver nuevas oportunidades de crecimiento. ¡Veamos!

¡Ya tienes una tarjeta de crédito!

¡Felicitaciones! Ya te entregaron la tarjeta de crédito y estás listo para hacer tus compras sin necesidad de tener efectivo, desde la comodidad de tu casa y con una línea de crédito importante. Pero ojo, debes saber que también es una gran responsabilidad y así como hay ventajas también existen situaciones que debes evitar cuando la utilices, por eso es importante que aprendas cómo aprovechar al máximo tu tarjeta de crédito y la uses correctamente. 

¿Cómo aprovechar mi tarjeta de crédito?

Si utilizas tus tarjetas de crédito con sabiduría las convertirás en una herramienta muy poderosa de financiamiento y en el futuro cuando veas una gran oportunidad de crecimiento o si tienes una meta por cumplir los bancos no dudarán en apoyarte. Y lo mejor es que no tienes que ser un experto en finanzas para lograrlo.   Suena bien ¿verdad?

  1. La clave más importante para sacarle el jugo a tu tarjeta de crédito es siempre pagar a tiempo tus cuotas. Tu responsabilidad será premiada.  
  2. Lo segundo es que tengas muy presente que una tarjeta de crédito no es tener dinero adicional (no es una tarjeta de débito con dinero en tu cuenta), por eso debes gastar con responsabilidad y armar tu presupuesto personal cuanto antes. 
  3. Lo bueno de las tarjetas de crédito es que nos permiten comprar con un periodo de gracia para pagar. Algunos bancos te dan la posibilidad de realizar una compra en varias cuotas sin pagar intereses o, en todo caso, hay productos que te permiten pagar la misma cuota fija todos los meses sin importar tus compras.
  4. Aprovecha los descuentos que suelen tener los bancos con determinadas tiendas afiliadas.

¡Ve por los puntos! Hay tarjetas que te permiten comprar y ganar puntos que luego podrás canjear como si fueran dinero en efectivo en distintas tiendas afiliadas. 

Lo que debes evitar con tu tarjeta de crédito

Como te decíamos, tener una tarjeta de crédito también implica ser responsable y por ello es importante que también que conozcas estos datos:

  • Las tarjetas de crédito se han convertido en una necesidad en nuestra economía, el no tener una tarjeta puede retrasar que formes tu historial crediticio y en consecuencia sea más difícil que los bancos confíen en ti. 
  • Tener varias tarjetas no necesariamente es una buena idea porque si solicitas un préstamo los bancos verán cuántas tienes, si las usas o no y esto podría reducir el valor de tu eventual crédito. Ten las tarjetas necesarias. 
  • Utiliza el pago mínimo de tus tarjetas de crédito solo si fuese muy necesario. Lo recomendable cuando te llegue tu estado de cuenta es tratar de pagar el total de la deuda del mes, de lo contrario aumentará el tiempo para pagar el crédito e incrementará el costo financiero (los intereses que acumules).
  • Evita a toda costa la tentación de las compras compulsivas, por eso, como dijimos líneas arriba, arma cuanto antes tu presupuesto personal.
  • Es sumamente importante que no excedas el límite de tu línea de crédito, revisa constantemente tus transacciones y estados de cuenta para no llevarte sorpresas.

Las ventajas de aprovechar tu tarjeta de crédito

Como hemos visto, las tarjetas de crédito son una herramienta muy poderosa si las aprovechamos al máximo y tener una puede ser el inicio de una experiencia financiera que te permita ver nuevas oportunidades de crecimiento y puedas lograr, por ejemplo, que te den un crédito hipotecario, que pagues por fin la maestría o accedas a un préstamo para iniciar un negocio.

  • Recuerda que utilizar bien la tarjeta de crédito mejorará tu historial crediticio y la forma cómo te miran los bancos: confiarán en ti. 
  • Pagar a tiempo tus cuotas generará que un día el banco te llame y anuncie que tu línea de crédito se amplió. Ello te permitirá tener muchos más beneficios, como otro tipo de tarjetas con mayores ventajas y mejores tasas de interés. 
  • Ser responsable con tu tarjeta también despertará el interés de tu banco para ofrecerte otros productos que puedan servirte, como préstamos personales o créditos vehiculares e hipotecarios. Ya lo sabes, una tarjeta de crédito es una herramienta espectacular, pero hay que saber usarla.