¿Qué significa rescate de fondos mutuos?

Un rescate de fondos mutuos significa tener la facultad de hacer uso del dinero que invertiste en el momento que lo decidas y aquí te explicaremos de forma muy sencilla por qué es importante tener esta libertad. 

¿Qué significa un rescate de fondos mutuos?

El rescate de fondos mutuos no es otra cosa que el retiro del dinero por parte de los inversionistas ya sea porque vio una oportunidad de negocio o porque tuvo alguna urgencia de último momento. Sea cual fuere el motivo, el rescate es una de las grandes ventajas de los fondos mutuos ya que permite que cada persona ejerza su derecho sobre el dinero que invirtió, en el momento que lo desee.

¿Qué es un fondo mutuo?

Primero hay que saber qué es un fondo mutuo. Pues bien, es un conjunto de aportes realizados voluntariamente por personas naturales o jurídicas, este patrimonio será administrado por sociedades certificadas que tienen como mandato principal invertir tu dinero en busca de ganancias. 

Son las Sociedades Administradoras de Fondos (SAF) las que se encargarán de elaborar una estrategia de inversión de acuerdo a tu perfil y necesidades, por ejemplo, el monto que deseas invertir, cuál es el riesgo que te conviene asumir y también por cuánto tiempo quieres invertir ese dinero. 

¿Cómo rescatar mi fondo mutuo?

Es importante que recuerdes que tu rescate puede ocurrir en cualquier momento después de realizada la inversión, ya que los fondos mutuos no tienen fecha de vencimiento ni restricciones de retiro.

Para proceder con el rescate tienes que presentar la respectiva solicitud, si existiese un certificado de participación físico deberá ser presentado en la institución financiera o los agentes colocadores autorizados; además, las solicitudes de rescate también podrán efectuarse a través de la página web si la institución financiera habilitó dicha función. 

El rescate no es complicado, todo lo contrario, pero hay consideraciones que debes tener en cuenta al momento de presentar tu solicitud, por ejemplo, el plazo en que te entregarán el dinero, el cobro de algunas comisiones o cómo evitar pagarlas. 

¿Qué tipos de rescate de fondos mutuos existen?

El rescate de fondos mutuos es un derecho que tiene todo inversionista y puede aplicarlo en cualquiera de sus tres formas: 

Rescate total: es el retiro del monto total del dinero invertido en los fondos mutuos.

Rescate parcial: es el retiro de una cantidad determinada del dinero invertido.

Rescate parcial en cuotas: es el retiro de cierta cantidad de dinero dividido en cuotas.

¿Cuáles son las condiciones del rescate?

Las condiciones dependen del contrato firmado. Ahí se dejará claro cual es el plazo para el pago de los rescates, cuándo se realizarán los rescates programados o las comisiones que se deberán pagar. 

Por ejemplo, en un rescate significativo (de una suma importante de dinero) el plazo para el pago de este rescate no excederá de 10 días útiles desde la fecha de presentación de la respectiva solicitud.

En cambio, para un rescate regular el reembolso de fondo se demora máximo 1 día hábil.

En un rescate programado, se podrá ejercer el derecho de rescate en una o más fechas, previamente determinadas, distintas a la fecha de presentación de la solicitud de rescate.

Con respecto a la comisión por rescate, es el pago de salida que hacen los inversionistas que quieran retirar su dinero del fondo. Este se aplica si el rescate es durante la etapa operativa (en el plazo mínimo de permanencia). Aunque también existen fondos que no tienen comisión de salida.

¿Cuáles aspectos se deben considerar al rescatar un fondo mutuo?

Además de los plazos de pago de los rescates y de la comisión que se les cobra a los inversionistas, hay otros aspectos importantes que debemos tener en cuenta:  

Rescatar presencialmente los fondos mutuos: en horario de oficina de lunes a viernes de forma presencial y algunas entidades financieras permiten que el trámite del rescate se realice a través de sus páginas web.

Cómo se devuelve el dinero: Si bien cada sociedad administradora tiene políticas distintas, algunas pagan los rescates en la red de agencias de la entidad bancaria o donde se estipule en el contrato (prospecto simplificado). 

Valor de rescate de las acciones: se basa en el valor de liquidación del día de recepción de la solicitud de reembolso de la compañía de fondos.

¿Qué es el periodo de permanencia?

Quien invirtió en un fondo puede evitar el cobro de la comisión de rescate si la solicitud la realiza terminado el plazo mínimo de permanencia, que suele variar según el fondo mutuo en el que se invirtió. 

Como hemos visto, la importancia del rescate de los fondos mutuos radica en que los clientes pueden hacer uso de su dinero cuando lo deseen, ya sea por una oportunidad que se presenta o por una urgencia, lo que le da ventaja respecto a otros productos financieros que no permiten esta posibilidad, como los depósitos a plazo. ¿La viste? Los fondos mutuos son una gran alternativa de inversión.