No hay economista que diga lo contrario: Ahorrar es sumamente importante y todos deberíamos hacerlo. Pero una vez que hemos tomado la decisión de empezar a guardar dinero, llega una importante pregunta: ¿Realmente es bueno ahorrar en casa? ¿Qué debo hacer para que mis ahorros realmente den frutos? Y una alternativa tentadora aparece a la vista: los fondos mutuos.

Cada vez más personas optan por esta modalidad de inversión porque los fondos mutuos son una interesante opción para los que quieren ver crecer su dinero de manera significativa y bien informada. Y si quieres unirte a este gran grupo de beneficiados, no dejes de leer esta nota para que conozcas más sobre esta opción.

¿Qué es un Fondo Mutuo?

Un fondo mutuo es un fondo colectivo que es administrado por una Sociedad Administradora de Fondos. En otras palabras: tú encargas tu dinero a esta sociedad para que ellos lo inviertan según tus necesidades y deseos, y así puedas obtener ganancias significativas por lo ahorrado.

A diferencia de un depósito a plazo, por lo general un fondo mutuo tiene un tiempo de permanencia obligatoria reducido, lo que te da la oportunidad de tener tu dinero con mayor disponibilidad.

Para iniciarte en este tipo de ahorro es vital que tengas en cuenta lo siguiente:

  • ¿En dónde se invierte el dinero de los fondos mutuos?: Eso depende mucho del tipo de fondo que hayas elegido, pero por lo general se realizan inversiones en:

Instrumentos de deuda como bonos, pagarés, certificados y depósitos a plazos determinados. Estos también son conocidos como “renta fija”.

Se invierten en acciones.

Combinación de acciones e instrumentos de renta fija.

Fondos regionales o internacionales.

  • ¿Qué riesgo deseo tomar en mi inversión?: Los fondos mutuos tienen rangos de riesgo que debes analizar antes de elegir. Algunos son más conservadores que otros, dependiendo dónde se realiza la inversión de tu dinero. Por ello te recomendamos revisar bien el histórico de ganancias de años anteriores antes de tomar una decisión.
  • ¿Con cuánto dinero debo iniciar?: Dependiendo del tipo de fondo que elijas y el riesgo que quieras tomar, el banco te solicitará un monto mínimo para iniciar tu inversión en soles o dólares.
  • ¿Cuánto tiempo deseo invertir?: Como te comentábamos, los fondos mutuos tienen un tiempo de permanencia menos rígido que un depósito a plazo fijo. Así que puedes proyectarte con mayor tranquilidad para realizar gastos futuros.

Beneficios de los Fondos Mutuos

Ahora que ya sabes lo básico sobre este tipo de ahorro, es hora de saber por qué tanta gente lo elige. Verás, los fondos mutuos captan cada vez más interesados por los múltiples beneficios que ofrecen, entre ellos:

  • El bajo riesgo que corres al invertir dinero: Sí, a todos nos da miedo invertir porque podríamos ganar, como perder. Pero con los fondos mutuos puedes llevar mayor control de esto, minimizando los riesgos. Revisa cuáles son los niveles de riesgo antes de iniciar tu inversión, analizando también cómo ha sido la rentabilidad de ese fondo en los últimos años. Esta información es pública, como lo indica la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC), y tienes todo el derecho de solicitar más información a tu entidad bancaria en caso tengas alguna duda al respecto. Así que elige sabiamente entre un fondo ultraconservador o uno con mayores riesgos, pero también mayores posibilidades de obtener un mayor retorno. Además, es importante que tengas en cuenta que la rentabilidad puede variar de año a año, incluso de mes a mes, por lo que es importante que realices un seguimiento periódico al tema.
  • La inversión mínima inicial es baja: No creas que para iniciarte en los fondos mutuos necesitan un ahorro previo cuantioso. Dependiendo el riesgo que tomes, los planes de inversión solicitan montos iniciales relativamente bajos. Sin embargo, recuerda que, como en todo ahorro, a más dinero vayas ingresando, tendrás más probabilidades de obtener mayores ganancias.
  • El plazo mínimo de permanencia es bajo: Nuevamente, este punto es variable, dependiendo el tipo de fondo mutuo que elijas. La mayoría no tiene un plazo de permanencia muy largo (por lo general son algunos días), y para retirar el dinero debes llenar un formulario y esperar de 24 a 48 horas para que el retiro se haga efectivo. Mucho más rápido que un fondo a plazo fijo y sin el miedo de perder lo ganado por no haber cumplido con el tiempo mínimo de permanencia demasiado largo.
  • Tu dinero será administrado por expertos: No cualquiera puede invertir y lograr ganancias. Pero con los fondos mutuos puedes tener la certeza de que tus ahorros serán administrados por expertos que trabajarán para que tus resultados sean significativos. 
Ahora que conoces mejor esta forma de ahorrar, ¡qué esperas para abrir tu fondo mutuo! Recuerda que puedes abrir tu fondo mutuo en nuestros canales digitales o en cualquiera de nuestras oficinas más cercanas. ¡Los fondos mutuos te esperan!

¿En dónde se invierte el dinero de los fondos mutuos?

 Eso depende mucho del tipo de fondo que hayas elegido, pero por lo general se realizan inversiones en:
  • Instrumentos de deuda como bonos, pagarés, certificados y depósitos a plazos determinados. Estos también son conocidos como “renta fija”.
  • Se invierten en acciones.
  • Combinación de acciones e instrumentos de renta fija.
  • Fondos regionales o internacionales.

¿Qué riesgo deseo tomar en mi inversión?

Los fondos mutuos tienen rangos de riesgo que debes analizar antes de elegir. Algunos son más conservadores que otros, dependiendo dónde se realiza la inversión de tu dinero. Por ello te recomendamos revisar bien el histórico de ganancias de años anteriores antes de tomar una decisión.

 

¿Con cuánto dinero debo iniciar?

Dependiendo del tipo de fondo que elijas y el riesgo que quieras tomar, el banco te solicitará un monto mínimo para iniciar tu inversión en soles o dólares.
 

¿Cuánto tiempo deseo invertir?

Como te comentábamos, los fondos mutuos tienen un tiempo de permanencia menos rígido que un depósito a plazo fijo. Así que puedes proyectarte con mayor tranquilidad para realizar gastos futuros.