¿Qué es el saldo contable y disponible?

Los conceptos de saldo disponible y de saldo contable son bastantes sencillos. En BBVA te los explicamos al detalle y hacemos énfasis también en sus diferencias.

 

¿Qué es saldo disponible?

Es el saldo de tu cuenta que puedes utilizar cuando lo desees, sin ningún tipo de restricción.

¿Qué es saldo contable?

Es el saldo total de tu cuenta que tiene contemplado los pagos o compras que aún no han sido cobrados por el comercio o empresa: en otras palabras:  es el saldo disponible + los cobros sin procesar (dinero que no puedes usar).

¿Cuál es la diferencia entre saldo disponible y contable?

El saldo contable es distinto al disponible porque tiene una o más operaciones pendientes por procesar. A estas operaciones pendientes se les llama "retención" o "retención de saldo", que es una parte de tu saldo total que por un tiempo determinado no podrás utilizar.

Por ejemplo, cuando una transferencia de dinero o el cobro de un cheque está en proceso de revisión se visualizará en el saldo contable, pero no en el saldo disponible. En ese lapso, el banco revisa la cuenta de origen de los fondos y si aprueba la transacción, este dinero recién se verá reflejado en el saldo disponible.

En la actualidad, la mayoría de operaciones bancarias son casi inmediatas y por ello no es extraño que el monto del saldo contable y saldo disponible coincidan la mayoría de las veces.

Sin embargo, cuando consultes los saldos de tu cuenta de ahorros o de cualquier otro tipo de cuenta ten presente estos dos tipos de saldos para evitar confusiones y malos ratos.

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) ofrece detalle de los productos financieros donde se puede visualizar el saldo disponible y contable:

Cuenta CTS: La Compensación por Tiempo de Servicio (CTS) es un beneficio que por la pandemia del coronavirus tiene una disponibilidad del 100%, pero que regularmente solo tiene un saldo disponible limitado. La cuenta CTS del BBVA te ofrece intereses trimestrales y permite que lo asocies a una tarjeta de débito para que consultes todos los movimientos, sin gastos de mantenimiento, etc.

Cuenta de ahorros. Es un producto financiero que tiene como finalidad guardar tu dinero de manera segura y a la vez genera intereses durante el tiempo en que este se mantenga en el banco. En BBVA dos buenas opciones son la Cuenta Independencia (sin cobro de mantenimiento y operaciones ilimitadas) y la Cuenta Ganadora (operaciones BBVA sin costo y retiros ilimitados en cajeros).

Cuenta de plazo fijo. Son depósitos de dinero que se realizan por un periodo de tiempo determinado donde la entidad financiera pagará una tasa de interés estimada en función a dicho lapso de permanencia. En BBVA puedes abrir tu plazo fijo desde S/ 2,000 por plazos desde 30, 60, 90, 180 días y a 1,2 y 3 años.

Cuenta sueldo. Son cuentas de ahorros diseñadas para que puedas recibir tu sueldo. El BBVA no cobra mantenimiento en este tipo de cuenta, lo puedes aperturar con un mínimo de S/ 20 y accedes a descuentos en viajes, compras y restaurantes.  

¿Qué son las retenciones bancarias?

La retención bancaria es una acción preventiva en la que una entidad financiera congela un importe del saldo de una cuenta para analizar un movimiento sospechoso o inusual. El saldo retenido se traduce en la diferencia que se visualiza entre el saldo contable y el saldo disponible.

El conocimiento es la herramienta más poderosa y te brinda la oportunidad de evitar malos ratos o confusiones que te hagan perder el tiempo, por eso es importante conocer los pormenores de tus cuentas y sus saldos contables y disponibles. La viste, ¿verdad?