Cómo ahorrar en las compras de supermercado

Uno de los secretos para disfrutar de una economía sana es tener el control total de tus gastos, por ello es importante no perder de vista las compras del día a día, que juegan un rol muy importante en tus finanzas. En BBVA conocemos la importancia de terminar el mes en cifras azules y por ello te traemos 10 importantes consejos para ahorrar en las compras del supermercado.

Cómo ahorrar en las compras de supermercado | BBVA Perú

Elabora un presupuesto. Es importante que elabores un presupuesto para realizar tus compras semanales, mensuales o incluso diarias. Así podrás planificar en detalle el dinero que necesitarás para cubrir las necesidades básicas y uno que otro gustito. 

Haz una lista. Es importante que antes de salir de compras revises en casa los productos que necesitas y lo anotes en un papel o en tu celular. De esta forma evitarás comprar productos que ya tienes. 

Evita las tentaciones. Uno de los mejores consejos antes de comprar en el supermercado es ir con el estómago lleno, de lo contrario podrías caer en la tentación de comprar alguna golosina. Si tienes un presupuesto ajustado, sé fuerte, incluso hasta el momento que estás pagando en caja, porque es el lugar donde más tentaciones hay.

Lleva tus propias bolsas. Usar tus propias bolsas de tela cuando vayas al supermercado, además de contribuir con el medio ambiente, también evitará que compres bolsas de plástico y puedas ahorrar ese gasto.

Compra a granel. Algunos productos a granel suelen ser más baratos que los envasados. El proceso del empaque suele elevar los precios finales de varios productos que tienen igual calidad que los de granel.

Busca los descuentos. En todo supermercado hay descuentos, búscalos o espera las temporadas cuando estos aparezcan. Si te cruzas con un gran descuento -y es inmejorable- podrías optar por comprar varios productos pensando a mediano plazo.

Marcas blancas. Todos tenemos marcas de preferencia, pero puedes darle oportunidad a las denominadas “marcas blancas” creadas por las empresas minoristas (usualmente llevan el nombre del local) que suelen tener un precio más bajo con similar calidad. 

Revisa niveles del estante. Tienes que estar atento a todos los niveles del estante, puede parecer un consejo bastante inusual, pero te darás cuenta de que hasta en los rincones menos esperados encontrarás un buen producto a bajo precio.

Compara precios. No optes por el primer producto que encuentres, compara precios, calidades y elige. Una buena opción de ofertas o precios bajos suelen encontrarse en la misma tienda que vas, pero en su versión online. 

Productos de temporada. Usualmente los precios de las frutas o verduras fuera de época tienen un precio más elevado que cuando están en sus temporadas. Puedes planificar tus comidas de acuerdo a este criterio para ahorrar dinero.

Ahorrar en el costo de una bolsa de plástico o en la compra de un producto envasado frente a uno a granel puede parecer una insignificancia, pero si sumas todos esos pequeños gastos verás que el resultado es una gran cantidad de dinero que podrías destinar a otras cosas más importantes. Depende de ti ver la oportunidad de ahorro y tener el control de tus compras para tener unas finanzas sanas y llegar a fin de mes sin ningún contratiempo.

¿La viste? Y ahora es más sencillo llevar el control de tus finanzas con la herramienta gratuita de tu App BBVA, Mi Día a Día, aprovéchala.